Agricultura: el papel fundamental de la 5G

En la próxima década, el 5G desempeñará un papel fundamental en la agricultura inteligente y de precisión, que promete ser la clave para optimizar los recursos y mejorar la producción.

Se prevé que la población australiana alcance los 38,8 millones de habitantes en 2060-61, por lo que la productividad agrícola deberá aumentar para ayudar a mantener a nuestra creciente población.

Como próxima generación de tecnología móvil, la 5G se ha diseñado para satisfacer el continuo crecimiento de la demanda de datos y conectividad de sectores como la agricultura, ofreciendo movilidad, estabilidad y velocidad.

Las nuevas tecnologías agrícolas inteligentes, como los drones, los vehículos agrícolas autónomos, la robótica, la inteligencia artificial (IA) y los dispositivos IoT, que aprovechan redes 5G públicas y privadas rápidas y de alta capacidad, maximizarán en última instancia las operaciones. Esto no solo mejorará la calidad y la cantidad de las cosechas, y la salud y el bienestar del ganado, sino también la sostenibilidad y la rentabilidad de la industria agrícola.

Para mostrar las oportunidades para la agricultura australiana, la Asociación Australiana de Telecomunicaciones Móviles (AMTA) ha identificado cinco formas en que el 5G cambiará la agricultura.

  1. Drones

Muchas industrias en Australia se están dando cuenta del potencial de los drones o vehículos aéreos no tripulados (UAV), pero tendrán uno de los mayores impactos en la industria agrícola.

Con más del 55% de las tierras australianas dedicadas a la agricultura, los drones que operan en la red 5G podrían mejorar drásticamente la productividad, ayudando a realizar tareas que requieren mucho tiempo y mano de obra en grandes explotaciones y propiedades.

Aunque los drones ya se utilizan en la agricultura, los operadores de telefonía móvil, como Optus, están estudiando cómo el 5G podría desempeñar un papel crucial para permitir que los drones vuelen más allá de la línea de visión y sean totalmente autónomos, poniéndose en marcha en distintos momentos del día para completar tareas, lo que supondría un cambio radical para las explotaciones agrícolas.

Gracias a la conectividad ultrarrápida y ultrafiable de la 5G, los drones podrían transmitir automáticamente vídeos e imágenes en alta definición, incluidas imágenes térmicas y topográficas, rastrear e identificar objetos como ganado, malas hierbas y plagas mediante IA, y actuar en función de órdenes controladas sin fisuras a kilómetros de distancia. Esto permitirá a las empresas agrícolas analizar mejor las condiciones de los campos, distribuir semillas y pulverizadores y gestionar los cultivos y el ganado en tiempo real.

  1. Aquipos agrícolas autónomos

Los equipos agrícolas autónomos son el próximo gran avance de la agricultura inteligente. Conectados mediante 5G, agilizarán las operaciones en las granjas y ayudarán con la escasez de mano de obra en Australia, que se convirtió en un problema para algunos agricultores durante la pandemia.

Gracias a la fiabilidad y rapidez de la conectividad 5G, los agricultores podrán manejar a distancia una gran variedad de maquinaria sin conductor, como tractores y cosechadoras, e incluso "robots de campo"que podrían gestionar tareas como el deshierbe. La 5G también permitirá que los equipos agrícolas autónomos se comuniquen directamente entre sí en tiempo real, lo que permitirá a los agricultores controlar los procesos de gestión de los cultivos de principio a fin y aumentar la eficiencia.

John Deere es uno de los fabricantes que está tratando de utilizar el 5G para hacer más inteligentes los equipos agrícolas autónomos, revelando el año pasado un concepto de tractor eléctrico autónomo y "See & Spray", un pulverizador de malas hierbas impulsado por IA. Ambas máquinas utilizan la nube para funcionar, por lo que necesitan una conexión 5G de latencia ultrabaja para ser eficaces y convertirse en una realidad en las granjas.

Otro tractor inteligente, Monarch Tractor, que es un tractor eléctrico de conducción autónoma con cámaras de 360 grados y sensores que pueden recoger datos del campo, puede controlarse desde el teléfono de un agricultor y, a través de 5G, los agricultores podrían controlar a distancia flotas de estos tractores para gestionar explotaciones enteras.

  1. Control del ganado

El seguimiento de animales en tiempo real con tecnología de ganadería de precisión (PLF) será más frecuente con 5G. La tecnología 5G, como etiquetas, sensores y cámaras para animales, transmitirá datos precisos y fiables sobre la salud y la ubicación de los animales con mayor rapidez para mejorar la gestión ganadera.

Gracias a la conectividad fiable del 5G, los ganaderos pueden controlar los patrones de alimentación y sueño de los animales, la disponibilidad de alimento, los ambientes interiores y exteriores y el comportamiento general para identificar si un animal está enfermo o incluso preñado, lo que ayuda a los ganaderos a tomar mejores decisiones para su ganado y mejorar el bienestar animal.

Ya hay proyectos de seguimiento de animales con 5G que se están probando en granjas. 5G RuralFirst, en el Reino Unido, utiliza collares conectados a 5G y crotales biométricos en vacas para mejorar el seguimiento y la vigilancia sanitaria en zonas remotas y extensas, lo que permitirá a los ganaderos detectar proactivamente las vacas enfermas y retirarlas del rebaño para reducir la propagación de infecciones. En Australia, TPG Telecom obtuvo una subvención de la Iniciativa de Innovación 5G para probar el uso de su red 5G, junto con tecnologías de procesamiento de imágenes, visión por ordenador y computación de borde basadas en inteligencia artificial, para permitir múltiples secuencias de vídeo 4K de alta calidad para contar ovejas en una bolsa de ganado regional, automatizando el proceso y eliminando el error humano.

  1. Gestión alimentaria

Mejorar la gestión de los alimentos será esencial para aumentar su suministro. Gracias a las redes 5G de alta velocidad y capacidad, los productores de alimentos podrán conectar múltiples dispositivos y sensores IoT para rastrear y supervisar los alimentos a lo largo de la cadena de suministro, desde el procesamiento hasta el almacenamiento y la entrega.

Esto mejorará la trazabilidad y las condiciones de almacenamiento, lo que aumentará la seguridad de los alimentos, minimizando el riesgo de contaminación e intoxicación alimentaria y reduciendo el desperdicio de alimentos, ya que en Australia se registran cada año 7,6 millones de toneladas de residuos alimentarios en toda la cadena de suministro y consumo.

Aunque los sensores y los flujos de vídeo en la gestión alimentaria no son nuevos, el 5G proporcionará datos y análisis de visión instantáneos y más fiables.

Como parte de la Iniciativa Australiana de Innovación 5G, la Corporación Australiana de Procesadores de Carne está utilizando la tecnología de vídeo habilitada para 5G para mejorar el proceso de garantía de calidad de la producción de carne, con el objetivo de reducir el coste del cumplimiento y, al mismo tiempo, aumentar la eficacia de la auditoría de cumplimiento para los agricultores de las zonas regionales y rurales de Australia.

Otros ensayos en el almacenamiento de alimentos, como el de SimplotAustralia con sensores en los contenedores de almacenamiento de patatas de siembra para medir los niveles de CO2 con el fin de determinar las condiciones óptimas de almacenamiento y reducir la pérdida de semillas, se beneficiarán enormemente del 5G, con la capacidad de supervisar las condiciones de almacenamiento en tiempo real, reduciendo el desperdicio y aumentando los ingresos agrícolas.

  1. Estaciones meteorológicas

Los agricultores y sus cultivos están a menudo a merced de las condiciones meteorológicas, por lo que disponer de datos sobre el estado de los campos es cada vez más importante para la agricultura de precisión. El uso de estaciones meteorológicas con tecnología 5G puede ayudar a los agricultores a optimizar su mano de obra, el uso del agua y la salud de los cultivos, previniendo daños y enfermedades.

Las condiciones meteorológicas, como las precipitaciones, la temperatura, la velocidad y dirección del viento, la presión atmosférica y la humedad, pueden medirse en tiempo real a través de 5G en múltiples y grandes propiedades, proporcionando observaciones más densas en datos para ayudar a los agricultores a lograr mejores rendimientos de los cultivos.

Las estaciones meteorológicas que utilizan 5G ya están empezando a llegar al mercado, como Origo, desarrollada en Perth (Australia Occidental), que utiliza una red de malla y servicios IoT 5G para ofrecer cobertura ininterrumpida en las explotaciones agrícolas. Más allá de esto, existe una inmensa oportunidad con las estaciones meteorológicas regionales conectadas.

El operador de redes móviles Telstra está desplegando 55 estaciones meteorológicas robustas y de alta calidad habilitadas para IoT en los alrededores de Toowoomba, Queensland, utilizando los sitios de redes móviles existentes para proporcionar un sistema hiperlocal de datos y previsiones meteorológicos a los agricultores de la región con el fin de apoyar la mejora de las decisiones de gestión sobre la producción de cultivos, la mano de obra y la cadena de suministro. El proyecto pondrá a prueba la viabilidad de un servicio de red meteorológica para proporcionar datos meteorológicos muy localizados a los agricultores y podría generalizarse en toda Australia con el despliegue continuado de las redes IoT 5G, que son complementarias de las redes públicas 5G.

En el horizonte se vislumbra un gran potencial para la agricultura inteligente y de precisión, ya que los operadores de redes móviles siguen invirtiendo en el despliegue de la 5G en toda Australia, incluidas las zonas regionales y rurales. Australia es un país muy extenso, por lo que las nuevas infraestructuras de red 5G tardarán en consolidarse, pero las futuras oportunidades que ofrece el 5G para la agricultura son muy interesantes y prometedoras.

Vea a continuación el vídeo 5G 5 Ways Agriculture